fbpx

Mes: julio 2020

Dinámica del Mercado de Valores del Ecuador

Ver artículo completo pdf

El Mercado de Valores del Ecuador es un mercado relativamente joven ya que han transcurrido tan solo 26 años desde la aprobación de la Ley de Mercado de Valores. A pesar de que aún se encuentra en proceso de consolidación, los últimos años presentan una tendencia creciente como se puede observar en la gráfica adjunta. Según la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG), el 2019 se registró un total de 11.797 millones de dólares en montos negociados a nivel nacional. Una cifra impresionante pues es un incremento del 57,8% en comparación al año anterior. De esta forma se puede garantizar un mayor grado de preferencia a las prácticas de inversión en títulos valores. En el transcurso de la primera mitad del 2020, la economía ha sido fuertemente afectada por varios factores. Sin embargo, la actividad bursátil no se ha paralizado de forma absoluta y expone una dinámica esperanzadora.

Valores públicos

Los valores públicos son títulos de deuda emitidos por varios organismos pertenecientes al sector público ecuatoriano. Entre los principales emisores se encuentra el Banco Central del Ecuador (BCE), Corporación Financiera Nacional (CFN), Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), entre otros. Así, podemos analizar de forma breve el reporte histórico de los montos negociados en valores públicos por título y emisor.

Valor efectivo y TEA promedio ponderada (Valores públicos)

Como se puede observar, el título valor con mayor tasa efectiva anual son los bonos del estado. Se caracterizan por una Tasa Efectiva Anual promedio ponderada de 7,22%.

Obligaciones (Deuda corporativa)

Las obligaciones son valores emitidos por compañías privadas para obtener recursos del público y de esta forma poder financiar varias de sus actividades productivas. Hasta junio del 2020, las obligaciones muestran un total de 1028 transacciones en el mercado de valores a nivel nacional. El acumulado en montos negociados para el 2020 abarca una cantidad de aproximadamente 218 millones de dólares. La evolución de los montos negociados muestra datos esperanzadores identificando un aumento en las preferencias por parte del sector privado en conseguir financiamiento a través del mercado bursátil.

Papel Comercial

El papel comercial es un título valor representativo de deuda, el cual otorga un derecho de cobro de intereses y recuperación de capital a corto plazo. Según el departamento estadístico financiero de la Bolsa de Valores de Quito en lo que va del 2020, se han ejecutado 497 transacciones ligados a esta clase de título valor. Son 55 empresas las cuales han emitido papel comercial para obtener financiamiento a corto plazo en el presente año. A junio del 2020, el monto negociado a nivel nacional rodea los 402 millones de dólares. Su tasa efectiva anual promedio ponderada en la primera mitad del año es de 5,44%, la cual no ha variado con respecto al año anterior. Con respecto al monto negociado, el incremento en relación con junio del 2019 ha sido leve, ya que presenta una tasa de crecimiento tan solo del 2,52%.

Renta Variable

En el mercado nacional, las acciones y los valores de participación son los únicos títulos de renta variable. Las acciones son partes del capital social de una compañía. Su rendimiento consta de una ganancia de capital la cual consiste en el aumento del precio accionario y el pago de dividendos que la compañía ejecute. En cuanto a los valores de participación, los inversionistas adquieren una alícuota en un patrimonio, con lo cual participa de los resultados, que arroje dicho patrimonio respecto del proceso de titularización.

Análisis sobre la deuda interna y externa del Ecuador

Ver artículo completo pdf

La deuda pública ecuatoriana o deuda soberana consiste en el conjunto de deudas que mantiene el estado frente a varios organismos particulares u otros países. A partir del 19 de noviembre del 2018, el Ministerio de Economía y Finanzas modificó de forma absoluta la metodología para cuantificar la deuda. Así, el ente encargado buscó reducir las probabilidades de subestimación con respecto a la deuda pública. Según el último boletín estadístico de deuda pública emitido por el ministerio, la composición tanto de deuda externa como interna quedó como se puede observar en la primera gráfica.

La deuda soberana ha crecido de forma sustancial. La razón principal es que el costo de endeudamiento en mercados extranjeros es sumamente alto para el Ecuador ya que, debido a malas prácticas de los gobiernos de turno, el riesgo país se encuentra en los cielos. Así, podemos observar que el último registro en mayo del 2020 establece una relación del 60,53% de la relación deuda/PIB, lo cual sobrepasa el limite máximo de endeudamiento del 40% definido en la Constitución.

¿Qué sucederá con la deuda pública del Ecuador en los próximos años?

El Ecuador esta afrontando una asfixiante etapa de contracción económica. El impacto de la pandemia ha desacelerado el aparato productivo del país y ha implicado incrementos considerables en estadísticas de pobreza y desempleo. Sin embargo, el gobierno le ha dado un respiro a la economía a través de la renegociación de la deuda externa en bonos. El proceso culmino con éxito a mediados del 2020. Así, se obtuvo un acuerdo con un grupo importante de tenedores de bonos que reduce la deuda del país en 1.500 millones de dólares.

¿En qué consiste el acuerdo?

El acuerdo prevé un gran alivio en el pago de la deuda externa, ya que este año no se cancelará nada más de lo que ya se ha desembolsado en el primer semestre del 2020. Esto se traduce en un ahorro de 1,361 millones de dólares. Además, la tasa de interés de los bonos bajará del 9,3% a 5,2% lo que implica una considerable reducción del 40% en costo financiero. Así, el Ecuador no pagará más de 2.000 millones de dólares cada año a sus acreedores. Así se duplica el plazo de la deuda existente. El acuerdo logró cinco años exentos de pago de capital y dos años de gracia en interés. El FMI (Fondo Monetario Internacional) celebra dicho acuerdo ya que explica que serian los primeros pasos para poner a la deuda pública ecuatoriana en un camino sostenible.

Deuda pública en escenario de pandemia

En la actualidad, el conglomerado empresarial y la banca tanto pública como privada predicen efectos positivos en la actividad económica del país debido a la renegociación de la deuda externa. El Ministro, Richard Martínez, anunció el lunes 06 de julio, que la reestructuración de la deuda permitirá la obtención de mejores términos de financiamiento para el aparato público con un alto grado de flexibilidad. Así, se liberarán varios recursos que permitirá a las autoridades gubernamentales enfrentar de mejor forma el impacto del Covid-19.

La deuda interna afrontará un claro proceso de reestructuración. Para entrar en contexto, la deuda interna representa el 29% del total de compromisos financiero del Estado. A mayo se suma una cantidad de 16.853,38 millones de dólares. La mayor parte de dicho monto corresponde a títulos del Estado que están en manos del Banco Central y sobre todo Seguridad Social. Finalmente, para cerrar, el Ministro explicó que debido a la pandemia se prevén varios cambios tanto en plazos como en la tasa de interés.

Realidad socioeconómica del Ecuador en tiempos de pandemia

La pandemia del COVID-19 ha generado fuertes estragos sobre el crecimiento económico en el Ecuador. Las medidas de distanciamiento físico impuestas por el Gobierno ha provocado que varios sectores económicos del país detengan tanto operaciones comerciales como productivas. El resultado ha sido un aumento alarmante en las estadísticas de desempleo y pobreza.

El Ecuador se caracteriza por mercados laborales precarios debido a que presenta una gigantesca cantidad de empleos informales. Además, entre marzo y junio del 2020, se han perdido aproximadamente 200 mil empleos, en palabras del Presidente de la República, Lenín Moreno. En suma, la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) ha realizado predicciones poco esperanzadoras sobre el nivel de pobreza para el Ecuador.

Como se puede observar en la gráfica, las predicciones de pobreza para finales del 2020 ubican al Ecuador como el cuarto país más pobre en relación con sus pares latinoamericanos. Así, factores de desigualdad, vulnerabilidad económica y tendencias crecientes de pobreza garantizan una realidad preocupante para el Ecuador en términos económicos.

Ver artículo completo pdf ES

View document pdf EN

Análisis de Oportunidades en el escenario post-covid en Ecuador

Ver documento completo pdf ES

View original document pdf EN

La pandemia generada por el COVID-19 ha provocado gigantescas complicaciones sobre el desarrollo de la economía ecuatoriana. En un contexto de bajo crecimiento económico, grandes brechas de desigualdad y niveles alarmantes de pobreza; las medidas de cuarentena y distanciamiento físico únicamente han imposibilitado la sobrevivencia de una preocupante cantidad de empresas constituidas y emprendimientos. El debilitamiento de cohesión social, mercados laborales precarios y altos niveles de corrupción son factores institucionales del Ecuador que garantizan una realidad socioeconómica sumamente complicada. Pero, ¿Existen oportunidades en una de las crisis más graves de salud pública de la historia?

A simple vista, la situación es nefasta, pero mientras se analiza detalladamente se puede identificar segmentos económicos con potencial de crecimiento. El confinamiento mundial como consecuencia de la pandemia ha acelerado la tendencia actual del “e-commerce”. Dicha tendencia consiste básicamente en la compra y venta de productos o servicios a través de internet. Contentsquare, empresa líder en análisis de comportamiento digital, asegura que los sectores más aventajados han sido alimentación y salud. De igual forma, explican que por la modalidad de teletrabajo se ha impulsado la contratación de servicios de telefonía e informática.

Son varias las predicciones en el mercado financiero sobre cuales serian los sectores con mayor oportunidad en tiempos de pandemia. Sin embargo, la gran mayoría coincide en que existen escenarios muy favorecedores para el segmento de alimentación, logística y salud. Es así como, supermercados y compañías especializadas en el reparto de bienes, como artículos de primera necesidad, se mantendrían en condiciones financieras relativamente estables. De igual forma, el sector farmacéutico expondría resultados positivos ya que proporciona aquellos bienes y servicios de suma necesidad para afrontar los efectos de la crisis actual.

Sector Farmacéutico

La crisis sanitaria ha provocado incrementos sustanciales en la demanda de suministros médicos. Todavía no existe ninguna clase de medicamento o vacuna para el coronavirus. Sin embargo, el aumento de demanda tanto a corto como largo plazo esta asegurado para productos como geles desinfectantes, alcohol medicinal, guantes quirúrgicos, entre otros.

De igual manera, ciertos medicamentos y vacunas se han convertido en la fuente de sostenimiento de la industria farmacéutica. Pfizer ha presentado un aumento inesperado en ventas, ya que su vacuna, Prevnar 13, trata casos graves de neumonía con altas tasas de mortalidad. Otro caso similar es Novartis, la cual ha obtenido gigantescos beneficios económicos en la oferta de hidroxicloroquina. Así, varias compañías líderes en la industria farmacéutica han registrado incrementos potenciales en ventas de medicamentos o vacunas que tratan ciertos efectos del coronavirus.

Sector Tecnólogico

Debido a las restricciones impuestas por la autoridad gubernamental, el sector empresarial ha buscado desesperadamente formas de mantener su nivel de productividad. Así, varias compañías que proveen servicios de videoconferencia han sido beneficiadas totalmente. La compañía tecnológica Zoom ha incrementado su valor accionario de forma extraordinaria y Microsoft ha llegado a los 44 millones de usuarios. El conglomerado empresarial ha visto la flexibilidad provista por las actividades de oficina virtual lo cual asegura a largo plazo la rentabilidad de este segmento en el sector tecnológico.

Sector Logístico y de distribución

Si bien las cadenas de suministro se han modificado durante la pandemia, el sector de logística y distribución ha experimentado un impulso gigantesco. La razón principal es que las entregas de alimentos y compras en línea han rescatado a miles de personas que no pueden salir de casa. En el contexto mundial del 2019, las ventas minoristas de comercio electrónico ascendieron a 3,53 billones de dólares. Statista, líder mundial en estadísticas de mercado, proyecta que los ingresos minoristas crecerán a 6,54 billones en 2022.

Además, según Doug Anmuth, analista de JPMorgan Chase & Co, el cierre obligatorio de tiendas físicas esta resultando en un cambio hacia el comercio en línea, beneficiando al sector de comercio electrónico. A medida que persista la pandemia y aumenten las medidas de distanciamiento social, se anticipa que la demanda de servicios de entrega de comestibles aumentará los ingresos de la industria en un 7,6% durante el 2020, hasta un total de 5,5 billones de dólares. Operadores nacionales como UberEats, Glovo, Rappi, entre otros, están bien posicionados. De esta forma, su expansión en el mercado e incremento en ingresos por servicios está garantizado.

Derechos reservados, Plusvalores Casa de valores Ecuador

diseñado por labpublicidad

EnglishSpanish