fbpx

Análisis de Oportunidades en el escenario post-covid en Ecuador

Ver documento completo pdf ES

View original document pdf EN

La pandemia generada por el COVID-19 ha provocado gigantescas complicaciones sobre el desarrollo de la economía ecuatoriana. En un contexto de bajo crecimiento económico, grandes brechas de desigualdad y niveles alarmantes de pobreza; las medidas de cuarentena y distanciamiento físico únicamente han imposibilitado la sobrevivencia de una preocupante cantidad de empresas constituidas y emprendimientos. El debilitamiento de cohesión social, mercados laborales precarios y altos niveles de corrupción son factores institucionales del Ecuador que garantizan una realidad socioeconómica sumamente complicada. Pero, ¿Existen oportunidades en una de las crisis más graves de salud pública de la historia?

A simple vista, la situación es nefasta, pero mientras se analiza detalladamente se puede identificar segmentos económicos con potencial de crecimiento. El confinamiento mundial como consecuencia de la pandemia ha acelerado la tendencia actual del “e-commerce”. Dicha tendencia consiste básicamente en la compra y venta de productos o servicios a través de internet. Contentsquare, empresa líder en análisis de comportamiento digital, asegura que los sectores más aventajados han sido alimentación y salud. De igual forma, explican que por la modalidad de teletrabajo se ha impulsado la contratación de servicios de telefonía e informática.

Son varias las predicciones en el mercado financiero sobre cuales serian los sectores con mayor oportunidad en tiempos de pandemia. Sin embargo, la gran mayoría coincide en que existen escenarios muy favorecedores para el segmento de alimentación, logística y salud. Es así como, supermercados y compañías especializadas en el reparto de bienes, como artículos de primera necesidad, se mantendrían en condiciones financieras relativamente estables. De igual forma, el sector farmacéutico expondría resultados positivos ya que proporciona aquellos bienes y servicios de suma necesidad para afrontar los efectos de la crisis actual.

Sector Farmacéutico

La crisis sanitaria ha provocado incrementos sustanciales en la demanda de suministros médicos. Todavía no existe ninguna clase de medicamento o vacuna para el coronavirus. Sin embargo, el aumento de demanda tanto a corto como largo plazo esta asegurado para productos como geles desinfectantes, alcohol medicinal, guantes quirúrgicos, entre otros.

De igual manera, ciertos medicamentos y vacunas se han convertido en la fuente de sostenimiento de la industria farmacéutica. Pfizer ha presentado un aumento inesperado en ventas, ya que su vacuna, Prevnar 13, trata casos graves de neumonía con altas tasas de mortalidad. Otro caso similar es Novartis, la cual ha obtenido gigantescos beneficios económicos en la oferta de hidroxicloroquina. Así, varias compañías líderes en la industria farmacéutica han registrado incrementos potenciales en ventas de medicamentos o vacunas que tratan ciertos efectos del coronavirus.

Sector Tecnólogico

Debido a las restricciones impuestas por la autoridad gubernamental, el sector empresarial ha buscado desesperadamente formas de mantener su nivel de productividad. Así, varias compañías que proveen servicios de videoconferencia han sido beneficiadas totalmente. La compañía tecnológica Zoom ha incrementado su valor accionario de forma extraordinaria y Microsoft ha llegado a los 44 millones de usuarios. El conglomerado empresarial ha visto la flexibilidad provista por las actividades de oficina virtual lo cual asegura a largo plazo la rentabilidad de este segmento en el sector tecnológico.

Sector Logístico y de distribución

Si bien las cadenas de suministro se han modificado durante la pandemia, el sector de logística y distribución ha experimentado un impulso gigantesco. La razón principal es que las entregas de alimentos y compras en línea han rescatado a miles de personas que no pueden salir de casa. En el contexto mundial del 2019, las ventas minoristas de comercio electrónico ascendieron a 3,53 billones de dólares. Statista, líder mundial en estadísticas de mercado, proyecta que los ingresos minoristas crecerán a 6,54 billones en 2022.

Además, según Doug Anmuth, analista de JPMorgan Chase & Co, el cierre obligatorio de tiendas físicas esta resultando en un cambio hacia el comercio en línea, beneficiando al sector de comercio electrónico. A medida que persista la pandemia y aumenten las medidas de distanciamiento social, se anticipa que la demanda de servicios de entrega de comestibles aumentará los ingresos de la industria en un 7,6% durante el 2020, hasta un total de 5,5 billones de dólares. Operadores nacionales como UberEats, Glovo, Rappi, entre otros, están bien posicionados. De esta forma, su expansión en el mercado e incremento en ingresos por servicios está garantizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados, Plusvalores Casa de valores Ecuador

diseñado por labpublicidad

EnglishSpanish